Pablo Bustinduy visita el Proyecto Rumbo en Córdoba

El ministro de Derechos Sociales, Consumo y Agenda 2023, Pablo Bustinduy, ha visitado este viernes Córdoba para conocer de primera mano el desarrollo del Proyecto RUMBO. Durante la visita, Pablo Bustinduy ha mantenido un encuentro con usuarios y técnicos de las cinco entidades andaluzas participantes en el proyecto Rumbo (ASPACE, AUTISMO ANDALUCÍA, ANDALUCÍA INCLUSIVA COCEMFE, CODISA y FANDACE).

Durante su visita, el ministro ha acudido a la vivienda de Luis, un usuario de CODISA Impulsa Igualdad quien, a través del proyecto ha implementado un hogar completamente domotizado que le permite obtener un mayor grado de autonomía personal y ejercer un estilo de vida en su comunidad.

Posteriormente, el ministro ha acudido a la sede de FEPAMIC, Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Córdoba, donde ha atendido a los medios de comunicación, destacando que proyectos como Rumbo suponen un avance importante en la medida en que aportan experiencia, y conocimiento para que las políticas públicas puedan basarse sobre experiencias que han funcionado. El ministro ha señalado además la accesibilidad universal sigue siendo “una de las grandes tareas que tiene pendiente este país” y que es necesario seguir trabajando en ello “según nos determina la ley”.

En este acto le ha acompañado Elena Antelo, directora de COCEMFE, entidad que lidera el proyecto a nivel nacional, quien ha trasladado al ministro algunos de los programas que se están llevando a cabo en territorio nacional así como la importancia implementar una cartera de servicios adecuada, aspecto en el que está trabajando actualmente el Proyecto Rumbo.

Según la directora de COCEMFE, el Proyecto Rumbo ha llegado a 10.694 personas, con 5.156 participantes directos que han experimentado mejoras significativas en su calidad de vida gracias a soluciones innovadoras y actividades promotoras de la vida independiente desde su puesta en marcha en 2022.El impacto del proyecto, se ha extendido a lo largo de 28 provincias y 169 municipios en cinco comunidades autónomas, incluyendo un notable 26,78% en zonas rurales.

Actualmente, el proyecto está en fase de escalabilidad y tiene puestas en marcha 48 soluciones innovadoras, que serán evaluadas este mismo año considerando su impacto, repercusión y transferibilidad en aspectos como desinstitucionalización, innovación, buenas prácticas y políticas públicas dirigidas a personas con discapacidad.

Por su parte, Sara Rodríguez, presidenta de CODISA Impulsa Igualdad y FEPAMIC, ha señalado que esta visita “ha sido una oportunidad para poner en valor el trabajo que estamos realizando en los últimos años” y ha reclamado que la administración trabaje por la accesibilidad, seguridad y autonomía las personas con discapacidad.

Tras la atención a los medios, Pablo Bustinduy ha conversado con personas usuarias del proyecto, acompañadas por representantes y técnicos de las diferentes entidades que ejecutan el proyecto en Andalucía.

Como representante de FANDACE, Federación Andaluza de Daño Cerebral Adquirido, acudieron Rocío de la Rosa, Directora Gerente de FANDACE, y Mª Ángeles Ariza, persona con DCA y que está actualmente realizando las actividades de ocio inclusivo de la línea 6 del Proyecto RUMBO. Se hizo un resumen sobre las actividades que las personas con DCA están llevando a cabo en este proyecto y los hitos que FANDACE ha podido realizar gracias al mismo, como la primera formación en asistencia personal enfocada a personas con DCA, la primera APP de ocio inclusivo testeada por personas con DCA o la primera vez que se atiende a personas en zonas rurales con un equipo itinerante en Andalucía. Además, Mª Ángeles pudo comentar su experiencia personal y los beneficios personales que le está reportando el formar parte de Proyecto RUMBO.

En representación de ASPACE Andalucía acudió su presidenta, Rafaella Chounavelle, junto a Ana Alcázar, mujer con parálisis cerebral, vicepresidenta de ACPACYS y usuaria del proyecto RUMBO. Durante su intervención, Alcázar enfatizó la importancia de impulsar el empoderamiento y el autogobierno de las personas con parálisis cerebral. “Yo decido qué quiere en mi vida y cómo”, ha señalado.  Además, subrayó que la vida autónoma e independiente no se limita a vivir en un piso o una vivienda solo, sino que también puede lograrse desde la residencia.
Por su parte, Chounavalle resaltó la importancia del Proyecto RUMBO, porque todas las herramientas y recursos que impulsan la vida independiente quedarán registradas y serán compartidas con otras entidades. “El Proyecto RUMBO entiende muy bien el abanico de apoyos que precisan las personas con parálisis cerebral”, ha indicado como prueba del compromiso de ASPACE Andalucía con el proyecto y sus objetivos de promoción de vida independiente.

La directora técnica y el gerente de Autismo Andalucía, Rosa Álvarez y Miguel Ángel Rojano, respectivamente, han presentado las actividades que se están ejecutando por parte de la entidad dentro del Proyecto Rumbo en Andalucía. Ambos explicaron las dificultades de acceso de las personas con TEA a servicios como, por ejemplo, la asistencia personal: solo existen 2 prestaciones concedidas a personas autistas en la comunidad autónoma. Por otro lado, pusieron en valor las características de los pequeños centros de día y residencias que ya existen en la comunidad para personas autistas, centradas en la persona por las propias características del autismo y que no se pueden considerar instituciones al uso. Por todo ello, tal y como explicaba la directora técnica, el trabajo de Rumbo en el colectivo autista ha partido de una fase anterior de análisis de situación y necesidades para incrementar el conocimiento existente en esta materia, contando con la participación de las propias personas con autismo. El objetivo es generar conocimiento que permita incidir tanto en el reconocimiento de los derechos de las personas autistas, como en identificar aspectos en los que resulte necesario el desarrollo de políticas públicas que garanticen la protección de estos, así como los sistemas de apoyo y gama de servicios que necesitan para promover su calidad de vida.

Sara Rodríguez, presidenta de CODISA IMPULSA IGUALDAD, ha señalado en el acto que “la cita de hoy ha sido importantísima para el colectivo de la discapacidad. Hemos tenido la oportunidad de poner en valor lo que venimos haciendo durante más de casi dos años con la visita a la vivienda de Luis, compañero nuestro y usuario del programa de asistencia personal, que tiene un domicilio completamente domotizado. Hemos formado a más de 56 asistentes personales, atendido a 31 personas con discapacidad en su domicilio con su rehabilitación domiciliaria y hemos domotizado 27 viviendas en toda Andalucía”. Desde CODISA IMPULSA IGUALDAD, se ha puesto de manifiesto la realización de actividades de ocio intergeneracional con personas mayores. Es por ello que, en palabras de Sara Rodríguez, “el ministro se ha ido contento al ver el trabajo duro que hemos realizado y que el trabajo entre las administraciones es fundamental y ha sido todo un éxito. Además, le hemos pedido al señor ministro que sigamos mejorando tanto los recursos como los accesos a las distintas herramientas que existen para mejorar la accesibilidad, autoridad y autonomía de las personas con discapacidad”.

NOTICIAS RELACIONADAS

Ir al contenido